Todos miraban al cielo. Parecía presagiar que por primera vez en años San Jorge iba a perder la batalla, esta vez, contra la lluvia. Pero no fue así. Después de una jornada que comenzó con intensas tormentas y un ojo en la previsión meteorológica, la organización no confirmó hasta última hora que iba a desafiar al tiempo. El temporal obligó a suspender el ensayo general el sábado y ayer el dragón no visitó la plaza por la mañana por primera vez en años y mantuvo a Atakama, responsable del desfile, hasta media tarde, pero benévolo con los cacereños que celebran a su patrón, cedió una tregua para que la leyenda de Mansaborá cobrara vida de nuevo.

Así, puntual y bajo un cielo aparentemente despejado una comitiva de más de un millar de personas, entre figurantes y jóvenes participantes de catorce colegios acompañó ayer al héroe del caballo blanco y a su enemigo, un dragón de 14 metros de alto elaborado por La Caja, que tenía previsto arder en la hoguera tras la recreación en la plaza Mayor. Si fue multitudinario en participación, también lo fue en público. Los cacereños se sumaron en masa para recibir a la terrorífica figura del animal mitológico sobre la que la mayoría destacaba su espectacularidad con respecto a los años anteriores.

Un pausado cortejo de pequeños dragones de las Josefinas, de los bailes templarios de las Carmelitas, de los atuendos del Sagrado Corazón o del Giner de los Ríos atravesó Moctezuma y emprendió camino hacia la arteria principal de la capital cacereña, Cánovas, donde a ambos lados de los impares se concentraban centenas de familias. Antes de las 21.30 horas, ya cruzaban la línea de meta en la plaza Mayor. Una tamborada, San Jorge y el «espectacular» dragón cerraron el desfile y la comitiva. Pasadas las diez y sin atisbo de lluvia, estaba previsto que los actores y las actrices dieran vida a la leyenda de Mansaborá y ardiera el dragón como cada año. Para cerrar el espectáculo, la organización había programado un espectáculo de fuegos artificiales que pondría fin al júbilo de la reconquista de la ciudad.

Los actos continúan hoy con la procesión cívica de la corporación municipal. Habrá misa en la concatedral y el concejal más joven tremolará el Pendón de San Jorge desde el balcón principal del ayuntamiento. Esta labor le corresponde a Luis Salaya, pero debido a que tiene una lesión en el brazo que le impide cumplir con esta tradición, tendrá que realizarla Víctor Peguero, de Ciudadanos. Por otro lado y hasta el día 30 de abril, el palacio de la Isla recoge 20 fotografías y carteles de la festividad y una talla policromada datada en el siglo XVI que ha estado colgada muchos años en el despacho de alcaldía. El mismo espacio también acoge el día 27 de abril a las 18.00 horas con entrada gratis un espectáculo de títeres. El ayuntamiento incluye en el programa el XIII Concurso de Dibujo Infantil que seleccionará las trece mejores obras y un espectáculo taurino a cargo de la Escuela Taurina de Cáceres. Por último, los cacereños también podrán buscar la gallina por la parte antigua con una recompensa de 200 euros.

Ver galería completa

Fuente: elperiodicoextremadura.com

Fotos: Antonio Martín